Estamos teniendo un verano espectacular en Colonia. Muchísimos días de sol y calor sofocante seguidos. Así que toca fijarse en qué podemos hacer para refrescarnos.

Si paseas a orillas del Rin o te fijas desde algún que otro puente verás que hay zonas habilitadas como playas. Sí, playas, has leído bien. Cuando aprieta el calor verás a muchísima gente que opta por bañarse en el Rin, pero está terminantemente prohibido. Si te pillan, te pueden hasta multar.

¡Bañarse en el Rin está prohibido!

Bañarse en el Rin puede costarte la vida, hay que ser muy precavido. No sólo hay que tener en cuenta las corrientes del río en sí, sino que no hay que olvidar que por el Rin navegan barcos de mercancías enormes, que al pasar pueden succionar a los bañistas. No quisiera asustarte pero cada año muere gente ahogada.

¿Entonces no puedo disfrutar del Rin en verano? Yo no he dicho eso. 🙂 Puedes hacer un picnic, una barbacoa, tomar el sol, remojarte los pies, pero de bañarse, nada de nada. Siento decepcionarte.

Para mí el mejor sitio para disfrutar del Rin es la playa de Rodenkirchen en el sur de la ciudad, también conocida como la “riviera de Colonia”. Hay una pequeña bahía con arena de playa y justo detrás una fantástica pradera donde tumbarse. Súper romántico cuando se pone el sol. ?

Otro buen sitio para disfrutar del río son las Poller Wiesen, un enorme prado donde practicar deporte, relajarse, hacer volar cometas y sobre todo disfrutar de unas vistas al Rheinauhafen y la catedral inmejorables. No te sorprendas si ves a gente desnuda, hay algún tramo extraoficial para nudistas. 😉

Por último, al norte de la ciudad encontramos el Cranachwäldchen, un pequeño bosque a orillas del río con zonas de playa y mucha sombra. De nuevo, un destino popular entre los nudistas en alguna que otra zona.

Los lagos de Colonia: la alternativa perfecta

Si te decepcioné al decirte que está prohibido bañarse en el Rin a su paso por Colonia, espero poder levantarte el ánimo contándote que en las afueras te esperan un montón de lagos de aguas limpias y refrescantes. Te recomiendo el Escher See y el Frühlinger See.

El Frühlinger See es accesible en coche, bicicleta, autobús y tranvía. Puede irse por libre o bien entrar a la Blackfoot Beach, una playa artificial, pagando entrada. Las comparaciones son odiosas, lo sé, pero es lo más parecido a Ibiza que puedes encontrar en Colonia.

Los deportistas pueden alquilar una tabla de paddle surf o una canoa mientras que los que busquen descanso pueden tumbarse en la arena o alquilar una hamaca. El complejo cuenta incluso con escuela de buceo, así que puedes sacarte la licencia en Colonia.

El Escher See también cuenta con un recinto cerrado con playa artificial. Si te quieres ahorrar la entrada puedes acceder al lago por el caminito de la derecha. Al Sundown Beach Club no se puede acceder con comida, salvo una botella de agua y algo de fruta o verdura. Las familias con niños son la excepción.

El lago está rodeado de bosque y el agua es cristalina. Un paraje ideal para relajarse, practicar deportes acuáticos y disfrutar de la puesta de sol.

Espero que hayas encontrado una opción adecuada para tu bolsillo y tus gustos. Yo, personalmente, me quedo con visita al lago durante el día y barbacoa a orillas del Rin al atardecer. Anda, cuéntame tu plan. ¡Un abrazo!

Write A Comment